¿Cómo entrenarse para pensar positivo?

¿Cómo entrenarse para pensar positivo?

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico ‘El Observador’ – 6 de febrero, 2019

¿Cómo entrenarse para pensar positivo?

Los pensamientos positivos aumentan la productividad, salud y felicidad

El NCBI (The National Center for Biotechnology Information) probó que las personas con pensamientos positivos detectamos oportunidades, estamos abiertas a resolver problemas y tenemos facilidad para trabajar en equipo. Asimísmo, investigadores de la Clínica Mayo revelan que los optimistas tenemos niveles más bajos de enfermedades cardiovasculares, una respuesta inmune mucho más fuerte que los pesimistas y en general una vida más larga y con mejor calidad.

A nivel de las organizaciones, las repercusiones son altamente relevantes, tal como concluye Kim Cameron y sus colegas de la Universidad de Michigan, quienes explican que: “Cuando las organizaciones establecen prácticas positivas y virtuosas, logran niveles significativamente más altos de efectividad organizativa, incluyendo el desempeño financiero, la satisfacción del cliente y la productividad”. Los datos son contundentes, personas con pensamiento positivo son 30% más creativas, 31% más productivas y 10 veces más comprometidas. Además, las personas con pensamientos positivos tenemos emociones como alegría, diversión, felicidad, serenidad, gratitud e inspiración, afirma Barbara Fredrickson psicóloga de la Universidad de Carolina del Norte, investigadora de emociones durante más de 25 años. Por su parte, Jessica Pryce-Jones, autora de Happiness at Work realizó una investigación sobre el impacto de la felicidad en la productividad y halló que los participantes que referían mayor felicidad tienen un 180% más de energía en el trabajo, 108% más comprometidos, 50% más motivados y 50% más productivos

¡La buena noticia es que pensar positivo es entrenable! Se trata de informar, aprender y generar nuevos hábitos saludables que impacten en la calidad de los pensamientos y emociones. Es un proceso, de corta duración y gran impacto.

Travis Bradberry revela en Forbes, tres poderosas maneras de mantenerse positivo:

  1. Separar hechos de ficción
  2. Identificar lo positivo
  3. Agradecer

Adicionalmente te dejo otras recomendaciones:

– Enfocate en las diversas áreas de tu vida y diseñá al menos un objetivo por cada una. Te invito a que leas El Impacto de establecerse objetivos y cuando los tengas escritos, imaginate que lo lograste. Ponelé a esa imagen, sonido, movimiento, aromas, sensaciones y emociones. Una vez que termines preguntate: ¿qué harás para lograrlo? Kaitlin Hagan, investigador postdoctoral y coautor de estudios sobre optimismo, considera que “Fomentar el uso de estas intervenciones podría ser una forma innovadora de mejorar la salud en el futuro”.

– Cuando estés con buen estado emocional, escribí una lista positiva acerca de vos mismo, acerca de tu entorno, personas, trabajo, etc. Guardá estas anotaciones en un lugar de fácil y rápido acceso y si aparecen dudas o pensamientos negativos, leelas. Es más, el impacto será mucho mayor si lo lees como rutina cada mañana.

– Sonreí. Está probado que la sonrisa aumenta la actividad cerebral generando endorfinas (hormona de la felicidad) e incrementando tu productividad.

– Cada vez que te digas algo negativo, buscá la evidencia a favor y contraria. Preguntate cómo es tu vida si seguis pensando de esa forma ¿Qué preferis pensar en lugar de eso? ¿Cómo es tu vida con ese nuevo pensamiento? Identificá que sentis al ir respondiendo a cada una de estas preguntas y sentilas en tu cuerpo (recordá que las emociones se sienten en el cuerpo).

– Al despertarte cada mañana dedicá unos minutos a diseñar cómo querés que sea tu día y qué exactamente harás para que eso pase.

– Hacé ejercicio físico, genera endorfinas que promueven el bienestar físico y emocional, así como la productividad.

– Socializá. Encontrate con amigos y generá espacios para divertirte.

– Dormí entre 7 y 8 horas, respetando una rutina de horarios al acostarte y levantarte.

– Recordá cada noche agradecer lo mejor que te pasó en el día.

En la Universidad de California, Davis, realiza una investigación concluyendo que las personas que trabajan diariamente para cultivar una actitud de gratitud, experimentan un buen estado de ánimo, altos niveles de energía y sustancialmente menos ansiedad debido a los niveles más bajos de cortisol. A su vez, la práctica del agradecimiento, genera dopamina aumentando tu bienestar y motivandote a la acción. Al estar agradecido el cerebro aprende a buscar más cosas por las que agradecer y creamos un círculo virtuoso.

*Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología, postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para ver el artículo original, haz clic aquí
Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

El impacto de establecer objetivos

El impacto de establecer objetivos

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico ‘El Observador’ – 23 de enero, 2019

El impacto de establecer objetivos

Escribir las metas, crear un plan de acción y desarrollar un sistema de apoyo, activa mecanismos
hacia el éxito.

Los resultados de un estudio evidencian que las personas que escriben literalmente sus metas, acciones y proporcionan progreso semanal a otra persona, logran un 76 % de éxito en el logro de sus objetivos. Este porcentaje decrece al 43% para aquellas personas que formulan sus objetivos solo mentalmente, afirma el estudio de Gail Matthews, de la Universidad Dominicana de California, y agrega que, establecer objetivos está directamente relacionado con la confianza en uno mismo, la motivación y la autonomía.

Por su parte, Edwin Lock, de la Universidad de Maryland, y Gary Latham, de la Universidad de Toronto, llevaron a cabo un riguroso análisis a 35 investigaciones empíricas sobre el establecimiento de objetivos y entre sus hallazgos hacen referencia a los “cuatro mecanismos de las metas”:

  1. Dirigen la atención y esfuerzo hacia su concreción.
  2. Energizan y aportan motivación.
  3. Generan persistencia.
  4. Empujan a la acción y conducen a la activación de conocimientos y estrategias relevantes.

Los aspectos implicados en la formulación de objetivos, según concluyen los estudios:

  1. Metas más desafiantes generan mayor compromiso. Existen factores claves en la generación de compromiso como que el logro del objetivo sea importante para la persona (incluyendo su impacto), y la propia creencia que alcanzará el objetivo.
  2. El establecimiento de objetivos impacta en la autoeficacia, siendo que las personas con mayor autoeficacia se establecen objetivos más altos, se comprometen más con las metas asignadas y responden positivamente a los comentarios negativos.
  3. Los líderes pueden aumentar la autoeficacia de sus colaboradores. ¿Cómo? Asegurando la capacitación adecuada; modelando roles; generando una comunicación persuasiva que exprese confianza acerca del logro de la meta; y otorgando información sobre estrategias que lo faciliten.
  4. Los líderes que comunican una visión inspiradora y se comportan de manera solidaria aumentan el compromiso, la autoeficacia y las probabilidades de éxito.
  5. Tareas complejas relacionadas a los objetivos en ocasiones promueven el mejor esfuerzo para desarrollar las mejores estrategias, pero podría suceder que se genere ansiedad por el rendimiento y la evaluación, avanzando de forma poco sistemática y atentando contra la eficiencia. De todas formas, ante esta posibilidad, existe un antídoto que es generar sub metas de aprendizaje y dar feedback.
  6. El feedback, es decir la retroalimentacion en sí misma, es predictor de éxito al dirigir el progreso para que la persona ajuste sus estrategias de desempeño de forma que coincidan con lo requerido para conseguir la meta. Adicionalmente se requiere control del progreso según las etapas definidas en la estrategia.
  7. Objetivos asignados sin explicación o información generan rendimientos significativamente inferiores al de los objetivos establecidos en forma participativa.
  8. Hacer un compromiso público con la meta aumenta el compromiso.
  9. El establecer objetivos impacta en forma positiva en la autoregulación en el trabajo.
  10. Capacitar en autorregulación es un predictor de éxito y genera que las personas se establezcan metas más altas, tengan mayor influencia en sus propios comportamientos y evaluen en forma más positiva las variables relacionadas al logro de sus metas.
  11. Capacitar en comunicación y diseño de objetivo impacta en relacionamiento y desempeño. Los hallazgos indicaron que mejorar las habilidades de comunicación de los supervisores que interactuaban con el sindicato, seis meses después de la capacitación específica en el establecimiento de objetivos y práctica mental, aumentaron su autoeficacia, compromiso con los objetivos y habilidades de comunicación, ingresando al desarrollo de un ciclo de alto rendimiento.
  12. Establecer metas específicas y desafiantes, aumenta la productividad y la rentabilidad organizacional.

Las fallas en relación al establecimiento de metas y objetivos se deben a diversos factores como ser que la medición de desempeño no coincida con el objetivo, no dar retroalimentación, no obtener el compromiso necesario, no medir el progreso, no trasmitir lo necesario, establecer metas de desempeño cuando se requieren metas de aprendizaje, no definir metas a corto plazo en entornos de incertidumbre, no incluir niveles suficientes de dificultad o no capacitar.

Aquí van algunos tips adicionales:

– Que el objetivo quede establecido en forma altamente específica.
– Creá razones suficientemente fuertes para lograrlo.
– Diseñá un plan completo y detallado.
– Tomá acción inmediata, paso a paso, tarea a tarea.
– Gestioná, seguí y adaptá lo necesario durante el progreso.
– Medí y obtené feedback permanente.
– Compartí tu objetivo y el progreso con alguien más.

Si ya tenés tus objetivos para este 2019, te invito a que profundices en los aspectos mencionados y si todavía no los escribiste, te invito a que lo hagas.

*Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología, postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para ver el artículo original, haz clic aquí
Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

Si ser coach diferencia a los mejores, ¿qué tanto coachean los líderes?

Si ser coach diferencia a los mejores, ¿qué tanto coachean los líderes?

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico El Observador – 31 de octubre, 2018

Si ser coach diferencia a los mejores, ¿qué tanto coachean los líderes?

Tanto los empresarios como los gerentes es imperioso el entrenarse y entrenar a otros

Según una investigación publicada en la Harvard Business Review en agosto de este año, muchos Managers aún no saben como coachear pero pueden aprenderlo rápidamente. Concluye el estudio que recibir un entrenamiento en Coaching tiene resultados inmediatos en diversos aspectos: la capacidad de escuchar, de preguntar, de dar retroalimentación, de ayudar a establecer metas, ser empático, dejar que la persona encuentre sus soluciones, reconocer y señalar fortalezas, proporcionar estructura y fomentar un enfoque centrado en las soluciones.

De la misma forma, los resultados de nuestro propio relevamiento de investigación en Uruguay, llevada a cabo a los participantes de la Certificación Internacional en Coaching de la International Coaching Community (ICC) reveló el impacto positivo en diversos aspectos tales como: liderazgo efectivo, desarrollo y cumplimiento de objetivos, asertividad, motivación propia y motivación de otros, generación de cambios, solución de conflictos, comunicación efectiva, mejores interrelaciones, dar y recibir feedback, diseño de estrategias y planes de acción e impacto en sus performance personal, laboral y profesional.

Ambas investigaciones revelan que las habilidades y competencias para ser un líder coach son fácilmente aprendidas en un entrenamiento ético, seguro y significativo que aporta herramientas prácticas, con una metodología pragmática que involucra la tríada ser – hacer – saber.

Desde nuestra experiencia es la forma más eficiente y efectiva de desarrollar destacados líderes así como la promoción de una cultura organizacional de aprendizaje, compromiso y resultados tanto para las personas como para el negocio. No en vano universidades como Harvard, Cambridge y otras de las grandes en el mundo, con los mejores posicionamientos a nivel global, entrenan en coaching. Igualmente lo hacen empresas de avanzada que tienen resultados de negocio que van más allá de sus expectativas.  Este es el caso de organizaciones como Google, según el estudio que cité en una columna de hace pocas semanas atrás.

Tanto si sos empresario como manager a cargo de la gestión y la operativa, es imperioso que consideres entrenarte y entrenar a tus líderes en coaching para que en la organización que lideras se viva y se respire la cultura que te permitirá alcanzar el profit y también los objetivos a tus colaboradores. Promover prácticas permanentes de peer coaches facilitará y dinamizará los resultados. En momentos claves y ante la necesidad de cumplir con objetivos determinados, la participación de un coach profesional externo modelará buenas prácticas en tus equipos y colaboradores y más aun, un liderazgo de excelencia.

Lejos de pensar que invertir en tus colaboradores es un riesgo para que luego se vayan y aporten en otro lugar lo aprendido, es importante tener presente que dar la oportunidad de aprender y crecer a través de una cultura de coaching, favorecerá que cada uno se expanda desarrollando talento, aportando una ecuación win-win para las personas y la organización. No solo retendrás talento sino que potenciarás altos desempeños.

El liderazgo es una condición natural y ancestral, no excluyente de nuestra condición humana, que hoy ya no sigue rigurosamente los principios evolutivos de selección. Originalmente el líder era elegido por sus seguidores, afirma Mark van Vugt, psicólogo social evolucionista desempeñándose en la Universidad de Kent en Reino Unido, quien desde hace años trabaja en temas vinculados al liderazgo situacional, político y el liderazgo en sí mismo.  En nuestros tiempos, en la elección del líder intervienen factores sociales, políticos y económicos, siendo que el líder muy pocas veces es elegido por sus seguidores. Es el líder el que deberá aplicarse a que sus seguidores lo sigan. Seguramente escuchaste que las personas no dejan a las empresas sino a sus líderes, lo que pone en el tapete los desafíos que se imponen al líder en relación a sus seguidores.

El coaching ejecutivo está especialmente indicado para desarrollar alto potencial y articular diversas variables. El liderazgo reporta grandes beneficios tanto como desafíos que se imponen para mantenerse en la posición – resultados que deben aportar tanto al negocio y a los colaboradores-. El líder deberá atender actores y variables críticas como su propio desarrollo personal y profesional, el de sus colaboradores y todo esto articulando el negocio. No podrá descuidar aspectos ni situaciones del mercado, tendencias, política, economía y situación social, entre otros muchos factores que la agilidad de los mercados y la tecnología proponen. A todo esto se agrega la necesidad de ¡ser seguido! y para ser seguido se requiere ser validado, aportar valor desplegando capacidades técnicas, competencias y habilidades blandas y un estado emocional asertivo y flexible.

*Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología, postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para leer el artículo original en el periódico, haz clic aquí
Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

¿Por qué los líderes de Google deben ser coaches?

¿Por qué los líderes de Google deben ser coaches?

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico El Observador – 4 de octubre, 2018

¿Por qué los líderes de Google deben ser coaches?

Desarrollar habilidades de coaching es una necesidad para estas personas

Google encontró que el coaching no solo aporta sino que define el liderazgo de los destacados. Desarrollar habilidades de coaching es una necesidad para aquellas personas que lideran.

Desde el año 2008 Google desarrollo el proyecto Oxigeno, una investigación interna con el objetivo de detectar las características comunes y distintivas de sus mejores managers. Las conclusiones evidenciaron 10 aspectos relevantes y compartidos en el siguiente orden:

  1. Es un buen coach
  2. Empodera al equipo y no hace micro-gestión
  3. Crea un ambiente de equipo inclusivo, mostrando preocupación por el éxito y el bienestar
  4. Es productivo y orientado a resultados
  5. Es buen comunicador, escucha y comparte información
  6. Apoya el desarrollo profesional y analiza el rendimento
  7. Tiene visión clara y estratégica
  8. Tiene habilidades técnicas claves para ayudar y asesorar a su equipo
  9. Colabora
  10. Es fuerte tomador de decisiones

Sobre este descubrimiento la empresa orienta los planes de carrera y la capacitación de sus líderes, la selección de colaboradores y una cultura abierta y transparente, entre otros aspectos que le permiten a la organización obtener cada vez más y mejores resultados, com ingresos superiores de US$ 74.5 mil millones.

¿Es este el tipo de liderazgo que te interesa en tu organización, en tu propio liderazgo? Si la respuesta es afirmativa y tu aspiración es conseguir mejores resultados, aunque ya sean buenos. Y si querés liderar y liderarte en el tipo de liderazgo que triunfa hoy y que engalardonará el liderazgo del futuro: ético, con orientación a las personas, compromiso social y medio ambiental, un liderazgo que como los managers de Google logra resultados, cuidando especialmente a las personas, te recomiendo un proceso de coaching ejecutivo y/o capacitarte en la disciplina.

Retomando los resultados de la investigación, es importante dejar claro que los aspectos 2 al 10 están contenidos en el  primero, por lo que se deduce que lo que destaca a los mejores líderes de Google es “ser un buen coach”.  Es un hecho: ¡el coaching aporta al liderazgo y lo potencia!

¿Qué distingue a un líder “buen coach”?

Es un líder que invierte en sí mismo, tiene claros sus valores, sabe para qué está donde está, hace que las cosas pasen y fundamentalmente se orienta a empoderar a sus colaboradores para que desarrollen su máximo potencial.

Son líderes que lideran con el ejemplo, congruente con lo que dicen y hacen, se proponen como modelos generando confianza.

Se comunican en forma eficiente ya que lograron escuchar en forma activa, son excelentes comunicadores a todo nivel, verbal y no verbal. Conocen acerca de la neuroplasticidad que es la capacidad cerebral de recrearse, adaptarse y desarrollarse en forma continua.  Utilizan esta y otras capacidades para promover un estilo positivo de pensamiento y tienen la certeza ya que lo há experimentado, que cambiar la forma de pensar, sentir y en consecuencia actuar, genera cambios a nivel neuronal y cerebral, impactando en los resultados.

Es un líder que se conoce y se dedica a observarse, se ocupa de su auto conocimiento, es consciente de sus fortalezas y sus oportunidades, conoce sus emociones y las gestiona. Tiene autocontrol y sabe cómo emocionar a sus colaboradores para que desplieguen su creatividad e innoven.

De cada situación rescata oportunidades y las capitaliza generando e instalando una cultura organizacional de aprendizaje. Es flexible y promueve flexibilidad, sabe que es mejor tener una opción que no tener ninguna y cuantas más mejor.  Es inclusivo, invita a co-crear, a construir futuro, inspira generando sentido de pertenencia.

¡¡Pregunta más que responde!! Y pregunta en forma poderosa, para encontrar respuestas poderosas que generan expansión y alta competencia.

Delega y con ello tiene tiempo para gestionar estratégicamente, lo que favorece su visión global del negocio y la orientación en objetivos y procesos para más y mejores buenos resultados.

Define y se orienta en objetivos y valores, da y pide feedback orientado al desarrollo, promueve cambios y aumenta perspectivas.

Liderar con coaching como toda práctica humana que implica relacionarse con otros requiere ser aprendida y practicada para conseguir la maestría y utilizarla en su máximo esplendor. No alcanza con leer, ver un tutorial o escuchar un webinar para desarrollar estas habilidades, es imperativo aprender-haciendo, practicar y articular con sentido y pragmatismo.

Si te interesa comprobar y compartir la experiencia de Google, entonces potencia tu liderazgo y el de tu organización, hacé lo que los mejores líderes del mundo ya hacen, entrenate, invertí en vos en un proceso de coaching ejecutivo, aprendé y desarrollá habilidades de coaching.

*Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para leer el artículo original en el periódico, haz clic aquí
Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

¿Es real lo que damos por hecho?

¿Es real lo que damos por hecho?

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico El Observador – 17 de octubre, 2018

¿Es real lo que damos por hecho?

La respuesta a esta pregunta tiene implicancias directas para la toma de decisiones y para emprender acciones. Entender como nuestro cerebro percibe impactará en nuestras relaciones, negocios y lo que sea que hagamos…

Iniciamos un proceso de coaching ejecutivo con el objetivo de que uno de los líderes de una compañía fuera validado en su rol. Se trataba de una persona altamente eficiente y valiosa para la compañía que tenía excelentes resultados propios y que sin embargo no lograba posicionarse en el lugar de referente y mucho menos que su equipo obtuviera los resultados esperados. Su jefe apostó a él porque se permitía romper paradigmas y mirar sus posibilidades en función de su liderazgo, en lugar de su desempeño. Identificó una realidad diferente e invirtió en este ejecutivo para promover su desarrollo. El cambio se dio cuando el protagonista de esta historia comenzó a percibir de una forma más flexible y atento a nueva información. Así logró contarse un cuento de oportunidades y posibilidades generando de inmediato un cambio de actitud y acciones que fueron claves, no solo para liderar a su equipo sino para motivar, comprometer y lograr resultados aún mayores que los esperados.

Quizá te preguntes cómo es esto de cambiar realidades. Y para responderte te comento acerca de resultados de años de investigación que nos acercan a conocer y entender cómo funciona nuestro cerebro para descubrir que lo que percibimos es particular para cada uno de nosotros. Nuestra percepción no es del todo fiable, está condicionada por las características de nuestro cerebro y los filtros que imponen nuestras experiencias previas, cultura, educación, intereses y expectativas.

La neurocientífica Kia Nobre, investigadora y catedrática de Neurociencia cognitiva en la Universidad de Oxford, donde dirige el Brain & Cognition Laboratory, asevera que el cerebro utiliza diversos recursos que nos permite hacernos una idea de lo que sucede en nuestro entorno.

Kia enfatiza acerca de la forma en que a través de nuestros sentidos atendemos afirmando que, por un lado, fijamos nuestra atención en sucesos repetidos, lo que nos permite organizar nuestra experiencia y predecir lo que sucederá a través de la anticipación; y por otro, atendemos a lo nuevo que aparece y dispara señales de alarma que nos exigen contrastarlo con nuestros deseos, expectativas y experiencias previas.

Nuestra atención que es selectiva, amplifica y filtra la información según las hipótesis que nos hacemos; está dirigida por nuestros propios deseos y objetivos y estas hipótesis y deseos junto a nuestra memoria almacenada de recuerdos, guían nuestros sentidos para percibir y dar significado creando nuestra realidad particular.
Esa realidad que creamos como si fuera un cuento nos permite conseguir el trabajo que deseamos, el título, la pareja, la familia y en definitiva lo que sea que nos propongamos o no, para nuestra vida. Escuchando detenidamente lo que decimos y dice el otro, podemos conocer la forma en que piensa y siente, a partir de lo cual se construye su realidad.

¿Para qué nos sirve conocer que creamos nuestra propia realidad? Para tener una vez más la certeza que somos protagonistas de nuestra historia y que accediendo a mayor conocimiento propio y de otros, podemos flexibilizar nuestras formas de pensar a partir de cuestionarnos la severidad de nuestras verdades. Además nos permite una construcción conjunta con los otros, lo que lejos de limitarnos nos genera mayor libertad al darnos cuenta que es tan simple como cambiar el significado de aquello que no nos sirve para construir lo que nos sirve.

Un dato adicional es que cambiar el escenario cambia la realidad, es por esto que alguien que conocimos en su momento con resultados ineficientes, de pronto cambia de posición o de empresa y se destaca. El lugar que uno decide ocupar en una organización –independiente del cargo– es definitorio de los resultados. Y esto es válido en cualquier edad y situación, a nivel familiar, educacional, etc.

Recordá que relaciones y negocios comienzan, avanzan o se rompen a partir de una realidad que nos contamos y creamos para ensamblar con nuestras experiencias previas, así como satisfacer nuestros deseos y expectativas, haciendo que tengan sentido con nuestra forma de pensar.

¿Cuáles son las evidencias que te confirman o refutan tus teorías internas –pensamientos y emociones y tus teorías externas –datos concretos-?

¿Qué diferente podes hacer para atender a nueva información?

¿Cómo es mirar esa realidad a través de los ojos de los otros involucrados?

* Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para leer el artículo original en el periódico, haz clic aquí

Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

¿Cómo actúa el coaching?

¿Cómo actúa el coaching?

Columna de Karina Pittini*, Trainer ICC de Uruguay, en el periódico El Observador – 24 de septiembre, 2018

¿Cómo actúa el coaching?

Personas, equipos y organizaciones se benefician al diseñar la estrategia para conquistar lo que aspiran. Asociarse al logro y emprender etapas concretas, son necesarias para asegurar el éxito

Pocos días después de finalizar un proceso de coaching en una empresa recibí un mail de su gerenta de Producción: “Este proceso y acompañamiento superó ampliamente mis expectativas”. Al principio me sentí con dudas y con miedo de no poder lograrlo porque realmente sentí que era un objetivo muy desafiante. Semana a semana los avances fueron literalmente explotándome en la cara, eso me dio mucha energía y optimismo además de la posibilidad de acelerar este cambio en mí y en el equipo de planta. Hoy me siento muy tranquila y  segura, con herramientas que puedo aplicar y con la confianza de haber tenido ya muchas experiencias de éxito.  Ahora sé que los nuevos desafíos que me plantee o se presenten  los voy a poder lograr de una mejor forma para mí y mi equipo. De todas las situaciones buscaré siempre la oportunidad de mejorar y continuar avanzando”.

Te preguntarás si como éste, todos los procesos de coaching generan alto impacto y la respuesta es sí. De todas maneras un proceso de coaching profesional ejecutivo o de equipos, augura el logro de los resultados deseados, alto impacto y retorno. Desde la primera sesión comienzan los cambios que son evidentes para quien participa y para el entorno.
¿Qué es Coaching?
Algunos dicen que es igual o parecido a la terapia, otros dicen que tiene que ver con consultoría, asesoría o capacitación y algunos llevan adelante la práctica poniendo el nombre de coaching a algo que nada tiene que ver con esta disciplina.
Para aclarar esta cuestión te comparto las generalidades de un proceso que en sus bases metodológicas contiene la teoría sistémica, la psicología positiva, psicología humanista, cognitiva y constructivista, la psico neurolingüística, los estudios integrales y la neurociencias que gracias al desarrollo tecnológico nos aporta conocimiento real del funcionamiento de nuestro cerebro.
Nuestro modelo es un esquema integrado de diversos modelos como el coaching co activo, el ontológico, el basado en evidencias, el modelo del juego interior y el conductual.  Integra lo mejor de cada uno de estos modelos y organiza una metodología propia y pragmática que genera resultados.
Quizá tenés un concepto de lo que puede darte el coaching y sepas cuando es indicado.  Y lo es para desarrollar ejecutivos y que éstos desarrollen a sus colaboradores, para transformar un grupo en equipo, para desarrollar personas, trabajar mejor, tomar decisiones, desarrollar liderazgo auténtico, lograr objetivos, alinear a la estrategia, promover cambios y todo lo que implique desarrollo eficiente y efectivo de personas, equipos y organizaciones.
Existen diversas escuelas de coaching que tiene cada una sus bases y su forma de llevar adelante un proceso. ¿Cómo elegir entonces?  Te recomiendo que lo hagas a partir de los resultados que en un país como Uruguay, donde las líneas de contactos son cercanas, es fácil acceder a los mismos.
El coaching profesional fomenta mayores y mejores desempeños, maximiza rendimiento, genera mayor eficiencia, implica desarrollo personal, desarrollo de tus talentos e implica actuar según tus propósitos. Es una forma de encaminarte a ser la mejor versión de ti mismo como persona, equipo y organización.
Cada proceso inicia estableciendo el qué. Comenzamos a gestar una relación de confianza que nos permitirá avanzar.  Una vez que conocemos el estado actual, a través de diversas herramientas nos abocamos a definir el objetivo, que de acuerdo a nuestra experiencia, metodología e investigaciones, quedará establecido una vez que cumpla estrictamente con las siguientes características: sea positivo, operacionalizable, específico, realizable y desafiante, fraccionable y medible, con un tiempo y una evidencia de logro, en la propia área de influencia y con un impacto positivo tanto para la persona como para el entorno.
Sigue el para qué,  a través de lo que se establecen los valores, que asociados al objetivo constituyen en sí mismos la garantía de éxito. Quizá estarás imaginando que los valores se relacionan con sentido y propósito, ¡estás en lo cierto!
Sesión a sesión y a través de la acción se generan aprendizajes que serán valiosos tanto para el objetivo del proceso como para otras áreas y aspectos de la persona o equipo participante.   En cada proceso nos orientamos desde el presente al futuro, recurriendo al pasado a rescatar aprendizajes y recursos. Paralelamente examinamos las creencias que pueden ser el mayor obstáculo cuando son limitadoras y las cambiamos.  Implicará trabajar hábitos y diseñar estrategias. Las creencias potenciadoras se establecerán como nuevos recursos y las reforzaremos.
En cada sesión se definen acciones y se generan aprendizajes que imponen mayor autoconocimiento, aparecen los famosos insights y la cada vez mayor conciencia; aumentan el compromiso. El empoderamiento está activado y junto con el mismo la responsabilidad que genera mayor libertad.
El coaching promueve opciones y flexibilidad tanto para encontrar nuevos caminos, como alternativos, incrementando la creatividad y la innovación.  Produce un cambio emocional y cognitivo de estructuras profundas en cada persona que participa.
Finaliza el proceso cuando está diseñado en detalle y escrito el “Plan de Acción” que paso a paso, etapa por etapa establece la estrategia, con tiempos, lugares, medidas y evidencias de logro.  Es una práctica potente y no en vano es unánime escuchar a todos los que transitamos por estos procesos que imponen “un antes y un después” a nivel personal, laboral y profesional. ¡Entramos en un círculo virtuoso!
* Directora de HCC Uruguay – Human Capital Consulting – organización dedicada a Gestión Humana, Gestión Organizacional, Gestión de Negocios, Gestión Económico – Financiera y Tributaria.
Licenciada en Psicología postgraduada en Psicología Cognitiva, postgraduada en Psicología de la Conducta y Comportamiento, Certificada como Coach Ejecutiva, Certificada como Coach de Equipos, una de las 44 Entrenadoras Oficiales para el mundo de ICC – International Coaching Community – Certificada como entrenadora de los programas internacionales Lambent. Entrenadora, conferencista, columnista en medios escritos, coach ejecutiva y de equipos, profesora de la escuela de negocios ESAI. Desarrolla personas, equipos y organizaciones, a través de la consultoría, la asesoría y el coaching, a nivel nacional e internacional.

Para leer el artículo original en el periódico, haz clic aquí

Para conocer más acerca de Karina Pittini, haz clic aquí

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Obtenga más información acerca de nuestra Política de privacidad. Al continuar, usted acepta nuestras cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close