(Lama Dondrub participa, junto con Daniel √Ālvarez Lamas, trainer ICC de Espa√Īa, de nuestro curso online ‘Coaching y Espiritualidad’.)

Artigo de Elena Pita (03/04/2016 ), para el diario ‘El Mundo’

El lama budista que revoluciona Barcelona

Lo miraba desde fuera con curiosidad, pasaba el tiempo y sus estaciones, y un día me decidí a entrar. Era un domingo, eran las 8 de la tarde, y en Sangha Activa se preparaban para el ritual que ayuda a emprender la semana; la puerta estaba abierta, nadie me miró ni preguntó nada.

As√≠ pues entro y me siento entre el p√ļblico, apenas una docena de almas variopintas; los monjes lo hacen en dos filas, cara a cara, con sus partituras e instrumentos al frente. Llega el Lama, todos se inclinan en tres salutaciones ante el altar, y √©l da la bienvenida; y de aquellos pulmones, la cabeza y el estern√≥n como cajas de resonancia, empieza a brotar una vibraci√≥n dif√≠cil de definir. Como en una √≥pera sin libreto ni subt√≠tulos, el idioma de sus c√°nticos, su musicalidad y su lenguaje gestual son muy bellos pero altamente incomprensibles. Te arrastran empero como una corriente marina, hacia un estado energ√©tico y de paz. Incomprensible, y te mece y te conduce a un gran bienestar.

¬ŅPor qu√© si nada entiendo? En el origen fue el budismo. Monjes americanos ensayaron la aplicaci√≥n de su filosof√≠a, el mismo dharma (camino a la iluminaci√≥n) que ellos hab√≠an aprendido en renglones y melod√≠as tibetanas, a t√©rminos mundanos. Y as√≠ naci√≥ el coaching. Sangha Activa, asociaci√≥n budista de Barcelona, practica hoy la cadencia del idioma que surgi√≥ en el T√≠bet ancestral para “primero ense√Īar a estar bien y buscar la felicidad, y luego regalarla“. Es as√≠ de sencillo y es filosof√≠a budista en estado puro, impartida por el venerable Lama Dondrub y sus 11 ngagpas (monjes). Estamos en el lugar de Vallvidrera, entre el pantano y el apeadero del funicular, un viejo restaurante que estas almas han convertido en la casa de Buda.

¬ŅPor qu√© el ritual me genera tanto bienestar, si nada entiendo?, le pregunto ahora a Lama Dondrub. “No sucede siempre: hay personas que por no entenderlo entran en bloqueo (sus c√°nticos y mantras, grabados en CD, fueron Disco de Oro en 2006). Otras en cambio, aunque cognitivamente no lo comprendan, lo disfrutan sin ponerse a pensar qu√© est√° sucediendo. El ritual est√° espec√≠ficamente dise√Īado para permitirte disfrutar y despertar todos tus resortes positivos”. ¬ŅY la energ√≠a? “Se intenta que el sonido y la ceremonia sean armoniosos, y que haya cierta coherencia o complicidad energ√©tica entre los participantes; entonces desprende positividad, como cuando ves una coreograf√≠a bien hecha y te transmite algo agradable”.

Insisto al Lama para que explique m√°s, porque algo han de tener esta m√ļsica y estas oraciones que tanta energ√≠a y bondad contagian. “El idioma que empleamos es un tibetano espec√≠fico para el dharma, y su vibraci√≥n ayuda a que la conciencia se expanda, como sucede con el s√°nscrito en los ritos hind√ļes. Su terminolog√≠a, como la de una jerga cient√≠fica, se refiere al mundo espiritual, al desarrollo personal y el reconocimiento de los mundos internos sutiles. Los tonos son los de la tradici√≥n Shakya (la escuela laica m√°s antigua, que integra la pr√°ctica y el compromiso budistas en la sociedad y la familia, transmitida de padres a hijos en T√≠bet), y los entrenamos. En los rituales, yo me encargo del mundo energ√©tico, marcando los ritmos con se√Īales que comunico al gu√≠a del ritual, el umtse o director de voz, que a su vez habla al que dirige los instrumentos; y adem√°s en el altar est√° el conductor de la ofrenda o ch√∂pa, el ch√∂pon. Y cuando todos estamos sincr√≥nicamente conectados con el significado de esta escenograf√≠a, es cuando la energ√≠a fluye”.

El venerable Lama Ngawang Dorje Dondrub se inici√≥ en el budismo con apenas 16 a√Īos, en lo que fue la primera semilla de esta filosof√≠a y pr√°ctica en un incipiente centro en Sabadell, 1989. Pocos a√Īos despu√©s, 1996, ya ordenado ngagpa o monje del linaje Sakya, en busca de un centro para el retiro en grupo se establece junto a la comunidad en un palacete dieciochesco en pleno Parque Natural del Garraf (Barcelona), convertido as√≠ en Monasterio Budista Sakya Tashi Ling. En el 2006 se consagra Lama y hace apenas cinco a√Īos, seguido por una decena de ngagpas, se reinici√≥ fundando la comunidad Sangha Activa, “fue un modo de salir del c√≠rculo del confort, volver a emprender, acercarnos a√ļn m√°s a la sociedad”.

Abandonan el r√©gimen mon√°stico y expanden su actividad en el universo social y de empresa. Hoy da protecci√≥n a este centro de Vallvidriera, en lo alto de la capital catalana, el reci√©n inaugurado en Vilassar de Mar y un hogar en Nepal donde habitan y se educan 21 hu√©rfanos. Atienden en Sangha a 230 estudiantes de meditaci√≥n, adem√°s de los alumnos de filosof√≠a y yoga. Lama es el formador de formadores, y hace coaching (budista) en empresas y centros de trabajo. Adem√°s ejerce de consejero personal y tutor o “traductor” (como √©l mismo se proclama) en todo tipo de conflictos familiares, y bajo su amparo crecen muy diferentes proyectos, todos orientados al desarrollo positivo de personas, grupos e ideas (grupos m√©dicos, educaci√≥n en la felicidad, arte y creatividad, geoarmon√≠a, etc√©tera).

Cuando puerilmente le pregunto si la mayor fuente de bienestar personal, seg√ļn el dharma, consiste en trabajar para la felicidad de otros, Lama vuelve a sorprender: “Es la m√°s f√°cil, pero cuidado que genera adicci√≥n, como les ocurre a las madres: fundamentan su sentido de la vida en procurar el agrado de los dem√°s, pero llegan a olvidarse de s√≠ mismas, y esa incoherencia reduce su capacidad de dar felicidad. Uno ha de utilizar esta fuente de felicidad, s√≠, pero sabiamente: nunca podr√°s hacer m√°s feliz a nadie de lo que t√ļ seas”. Palabra de Lama. “Antes de poder agradar a los dem√°s, uno debe descubrir d√≥nde est√° su propia felicidad”. Y as√≠ nos introduce en el c√≠rculo de las dos conversaciones.

“Hay dos mundos que debemos tener siempre presentes y que generan dos tipos de comunicaci√≥n: una es interna, contigo mismo, y la segunda es con el entorno. En la primera se trata de conocer c√≥mo estoy, qu√© pensamientos, emociones, sensaciones hacen que est√© mejor; es decir, saber c√≥mo me gusta ser y estar, y a esto hay que dedicarle tiempo, y ah√≠ nosotros aplicamos las t√©cnicas de la meditaci√≥n, y los rituales y lecturas que nos armonicen y nos abran la mente. La segunda comunicaci√≥n ser√≠a c√≥mo manifestamos ese estado interno y c√≥mo repercute en las personas que nos rodean: ¬Ņhasta qu√© punto estamos cumpliendo nuestro deseo natural de generar felicidad en las personas queridas?, ¬Ņgenera positividad tu forma de expresarte?, ¬Ņeres capaz de resolver los conflictos naturales de la convivencia? El gran secreto de la felicidad est√° en una negociaci√≥n armonizada entre estos dos mundos dentro-fuera: ser capaz de agradar a los dem√°s sin ir en contra de lo que siento”.

-¬ŅUstedes son as√≠ de felices en Sangha Activa?

-Es nuestro objetivo, y para ello trabajamos. No lo hemos alcanzado a√ļn, tenemos conflictos y a veces hemos de recordarnos que somos budistas. El enfado es una se√Īal para descubrir que algo est√° mal, lo que no puede ocurrir es que el enfado me gestione.

“Cuanto m√°s entorno de afecto tenemos, m√°s amplio es nuestro primer mundo y la vida adquiere un sentido m√°s profundo; y as√≠ hasta conseguir desde tu positividad alcanzar la regeneraci√≥n: el milagro de la reconciliaci√≥n”.

No s√≥lo los mantras, rezos y c√°nticos del dharma ayudan a expandir la conciencia, limpiar y pacificar la mente de las emociones perturbadoras que habitualmente nos bloquean. Tambi√©n el silencio es purificador si se sabe utilizar. Miriam sabe c√≥mo hacerlo. Es una de los 11 ngagpas de Sangha Activa, formadora de meditaci√≥n y filosof√≠a budista, y ense√Īa a emplear ese silencio en sus lecciones de yoga; m√°s all√° a√ļn, nos ense√Īa qu√© es el yoga. Largos a√Īos practic√°ndolo y tan diferentes escuelas ensayadas, y s√≥lo aqu√≠ lo he entendido: el yoga es una herramienta que utiliza tu cuerpo como soporte meditativo. Sus sesiones no necesitan llegar al agotamiento f√≠sico para alcanzar la relajaci√≥n o favorecer la meditaci√≥n, sino que es un estado mental que se percibe en el minuto cero si uno escucha y sigue el arrullo de su voz, en las bendecidas estancias del centro, velados por sus protectores, conducidos por la energ√≠a densa del lugar.

Ella lo explica as√≠: “Frente a un hatha yoga com√ļn, basado en un equilibrio f√≠sico y menos sutil, a trav√©s de las asanas (posturas) y ejercicios, nosotros buscamos un estado de conciencia expandida capaz de soltar preocupaciones, malestares y emociones perturbadoras, entrando en nuestra propia naturaleza sin chocar con ella”. Y es as√≠, y no al rev√©s, como el cuerpo se relaja y desaparecen las tensiones f√≠sicas que proceden de la mente. “Consiste en entrenar la mente utilizando el cuerpo, y que esto no se quede aqu√≠, que esa serenidad que conseguimos a trav√©s de la concentraci√≥n o la conciencia presente, podamos llevarla a la vida diaria. Depende de uno mismo, pero es posible: ejerc√≠talo, preg√ļntate por qu√© lo haces, qu√© buscas”.

Miriam Carmona sinti√≥ la primera punzada en plena adolescencia. Buscaba el sentido de la vida, que intu√≠a espiritual; buscaba en libros, pero no lo encontraba. Lo primero que le llam√≥ la atenci√≥n fue el yoga; el yoga le invit√≥ y, cuando entr√≥ en el Monasterio del Garraf, con 23 a√Īos, primero residente y luego novicia, por ser la m√°s joven y haberlo practicado se convirti√≥ en su ocupaci√≥n. Luego se orden√≥ ngagpa y se uni√≥ a Sangha Activa, y la vida le ha devuelto al yoga, sin apartarse de la meditaci√≥n, ni de las artes pl√°sticas, su otra pulsi√≥n.

Lama lo explica a su manera. “Hacer yoga para fortalecer la espalda es como acudir al budismo por terapia, y ambas cosas suelen ocurrir. Cuando el cuerpo duele o sufre tensiones, la mayor√≠a tiene origen en un proceso mental; la asana descubre la tensi√≥n, centra la atenci√≥n, te ense√Īa a aplicar la conciencia (meditaci√≥n activa) y consigues que la tensi√≥n se relaje. Sin esto, el yoga es un simple estiramiento f√≠sico, lo que se conoce como espiritualidad terap√©utica. Tambi√©n a nosotros recurre mucha gente porque est√° mal, y le ayudamos, pero lo que queremos es que aprendan primero a no ponerse mal y, segundo, a estar bien, expandir su conciencia y poder hacer felices a los dem√°s”. Palabra de Lama.

Para ver el art√≠culo original en ‘El Mundo’, haz clic aqu√≠

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Obtenga más información acerca de nuestra <a href="/?page_id=58834" target="_blank"> Política de privacidad</a>. Al continuar, usted acepta nuestras cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close