Celebrar la vida 5/12/2014
¿Cuál es tu balance 2014? ¿Cómo será tu 2015?
¿Qué querés? ¿Qué es lo que verdaderamente te importa?
¿Qué te dice todo esto de vos?
Por Karina Pittini Braz

 

“No sé si soñaba, no sé si dormía, y la voz de un ángel dijo que te diga, Celebra la Celebra la vida, celebra la vida, segundo a segundo y todos los días” Axel Fernando

Celebrar la Vida

Vida…que nada se guarda que todo te brinda.

Hace unos días me preguntaba, ¿qué les interesará leer? Cuando Carolina Autino, como todos los meses, me recordó la columna, le hice esta consulta. Su sugerencia fue tratar acerca del balance del año y las nuevas metas para el año que inicia.

¡Sin dudas fue una genial idea! Y es así que me propongo comenzar con el balance para luego atender nuestros nuevos sueños. Esos por lo que nos movemos y que refieren a algo esencial.

En ocasiones compartir es una buena manera de comenzar y decidí compartirles mi propio balance del 2014. Lo más trascendente especialmente de este año es “CELEBRAR LA VIDA”.

Sentimientos, decisiones y acciones que son cada vez más fuertes y que conectan con mi esencia más profunda; que responden al legado de un amor incondicional. El amor de un hombre que fue y es ejemplo de la entrega de sí mismo, más allá de todas las otras cosas que de él aprendimos. Responsabilidad, honor, rectitud, solidaridad, verdad, diversión…

Sus ojos me inspiran, su calor y sus palabras. Ahora que lo siento de una manera diferente, que está como siempre en cada día, en cada momento, en cada compartir, agradezco día a día a Dios que sea mi padre. Hoy lo sentimos y vivimos aunque sin verlo ni tocarlo. ¡Siempre está!

Está en la mirada y la risa de mis hijas, en el canto del sabiá, en un chiste, en una mirada chispeante, en los higos secos, en el jamón crudo, los subaru, en las bocinas ruidosas, en Solís, en el Sheraton Colonia, en muchas canciones, en sus palabras que resuenan, en la foto que muchas personas se refieren a él con cariño y admiración. Aún los médicos que lo acompañaron en su enfermedad, nos hablan de su amor a la vida y de la forma en que en lugar de entregarse, avanzaba con valentía para seguir viviendo, seguir soñando… y así hasta el último día, su último respiro: ¡CELEBRANDO LA VIDA!

Cada día al levantarme agradezco a la vida, honro la suya y la mía cumpliendo la misión de mi vida, mi vocación: trascender promoviendo crecimiento y felicidad. Así es que miro a mis hijas a los ojos, que son el espejo del alma, me río con ellas y cuando corremos por la hora para llegar al colegio y las cosas del día a día, me ocupo de disfrutar…

¿Mi balance de este año?

En febrero escribí mis objetivos, lo que fue inspirador e impulsador y me ayudó a diseñar mi plan. Escribir es una manera de conectar a nivel cerebral, escribir en positivo nos ayuda a enfocarnos en lo queremos. Esto está probado, científicamente sabemos cómo lo que hacemos a nivel manual genera desarrollo cerebral. Por eso es importante estimular a los niños a que planten, dibujen, pinten, tejan, en fin, lo que les guste.

Gracias a ese tiempo que dedique a escribir y planear, les comparto que el resto de mis objetivos, están cumplidos o en proceso. Lo mejor de todo es que tengo nuevos sueños y cada vez más altos. Desde la certeza que los voy a alcanzar y que lo mejor está por venir, los invito a dedicar un tiempo de reflexión acerca de cómo están viviendo sus vidas y quién la está.

Vivir con metas es diseñar la propia vida y atrevernos a vivir nuestra esencia, conectando con nuestros valores más profundos. ¡Las metas son la mejor excusa para vivir nuestros valores!

Hacer un balance es una buena forma de aprender. Aprender de lo que resultó como esperábamos y de lo que no. Y fundamentalmente, reflexionando para aprender profundamente desde nosotros mismos.

“Recordemos que no vemos el mundo como es, sino como somos”

¿Cuáles son los nuevos sueños para vuestro nuevo año? Si les parece buena idea, reflexionen:

¿Qué quiero?

¿Qué es importante para mí en relación a esto que quiero?

Escríbanlo, es el inicio, luego identificarán las acciones a seguir para lograrlo. Consideremos también lo que nos puede detener y entonces desde la consciencia, podremos buscar opciones y recursos que nos ayuden a eliminar esa creencia limitante, ese obstáculo.

¡Les propongo que celebremos cada día la vida, honremos nuestro ser esencial y a cada uno de quienes nos enseñan y acompañan para que seamos personas especiales como somos!

¡Celebrar la vida cada día nos inspira a brillar, a agradecer, querer, ser felices!

¿Cuál es tu balance 2014?

¿Cómo será tu 2015?

¿Qué querés?

¿Qué es lo que verdaderamente te importa?

¿Qué te dice todo esto de vos?

Por Karina Pittini Braz
Licenciada en Psicología
ICC International Trainer & Coach
kpittini@hcc.com.uy